ANTONIO DELGADO SNOP REVISTA TOOLMAKER

Una visual retrospectiva

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Hace bastantes años comencé a trabajar,  en el taller de mantenimiento de una empresa dedicada a la estampación de piezas metálicas para el entonces incipiente sector de automoción en Vigo; mi trabajo consistía en la reparación de matrices de corte y doblado y la construcción de algunas con medios muy elementales y que, en la mayoría de los casos, ni siquiera teníamos planos del utillaje a construir, para eso se partía de una pieza muestra o de un plano de pieza a obtener, con esta información y con la experiencia profesional del oficial de taller, se dibujaban a mano alzada, o en un tablero, una serie de croquis y ¡a trabajar!, un cepillo (o limadora), una fresadora convencional, una sierra de cinta y muchas horas de lima y rotalín hacían posible lo que para las generaciones actuales criadas y educadas en el CAD-CAM-CAE, CNC, etc… sería casi un milagro: una matriz  que iba a producir cientos de miles (algunas millones) de piezas; la satisfacción de ver como tu esfuerzo había valido la pena compensaba el duro trabajo necesario para llegar hasta ahí y eso alimentaba la pasión por el trabajo bien hecho y un oficio puramente artesanal pero muy técnico.

Con el tiempo el taller mejoró, llegaron las  matrices de mayor tamaño y progresivas, construidas eso sí, en el País Vasco y/o en Portugal, todavía no existían en el entorno talleres capaces de suministrar a la creciente industria local tanto de transformación de chapa como de termoplásticos (con algunas excepciones pero con poca capacidad), matrices o moldes para cumplir sus necesidades de producción, tuvimos que adaptarnos a esta nueva forma de trabajar y veíamos con cierta sana envidia a aquellos profesionales venidos de Portugal o de otros puntos de España  que llegaban para la puesta a punto en nuestras instalaciones, eso despertó en nosotros un impulso emprendedor y un grupo de compañeros llegamos a plantear la apertura de un taller para intentar dar respuesta a algunas de estas necesidades, incluso con el apoyo de nuestro Jefe.

Cuando parecía que todo iba bien llegó ella,  la que , como si fuera un cometa, nos visita cada cierto tiempo, LA CRISIS (no tan virulenta como esta pero también con importantes daños en el empleo y la economía), algunos no quisieron seguir adelante, no era momento de aventuras, decían, y sin embargo, en medio de la tormenta surgieron una serie de valientes visionarios con decisión, coraje y mucho esfuerzo (algunos habían perdido su trabajo) para poner los cimientos de una serie de empresas repartidas por la geografía gallega, que no solo consiguieron hacerse un hueco en el mercado sino que han evolucionado de forma constante y ascendente, con dedicación, constancia y  voluntad firme, sin escatimar esfuerzos, hasta ser hoy referentes a nivel internacional como son los casos de MATRIGALSA en Vigo, HISPAMOLDES en Ourense o TROMOSA en Santiago y que además han sido motivadoras de otra serie de talleres, de menor tamaño y capacidad pero con igual vocación y calidad, como COMOLDES en Ourense, UTIMSAL, DEMSU MEPRONOR, ANTOBAL, HERLAYCA, UME, SOLDATEC, EUROPRECIS etc…en Vigo, (por nombrar algunos  hay más por supuesto, pero la lista es larga y no quisiera olvidarme de ninguno), que se han especializado en diversas áreas: moldes, troqueles, soldadura, equipos etc… y que han sido capaces de sobrevivir no solo a la Crisis sino a la fuerte competencia venida de Asia, sobretodo de China, apostando por la calidad, el servicio y proximidad, factores importantes pero que hay que saber gestionar.

No quiero olvidar a 3 importantes firmas en Portugal  de nivel internacional y que también fueron y siguen siendo proveedores importantes en la industria de Transformación metálica en Galicia: PJF MEGADIES – Aveiro, A RIGOROSA – Lisboa y TECNOMATRIZ (Canas) – Águeda. Todo este conglomerado de empresas a un lado y otro de la frontera y su contrastada profesionalidad han colaborado decisivamente en el crecimiento de la industria automotriz  y a que importantes  firmas mundiales hayan optado por emplazar sus plantas en estas latitudes. Creo que el esfuerzo ha merecido la pena, las nuevas generaciones deben continuar el trabajo que otros comenzamos sabiendo que nada es fácil, tampoco lo fue para los que comenzamos entonces con muchos menos medios.
Vamos a por el futuro.

Saludos

ANTONIO DELGADO RODRÍGUEZ
Ingeniería / Matricería SNOP

Descargar PDF: UNA VISUAL RETROSPECTIVA – REVISTA TOOLMAKER