MISATI - REVISTA TOOLMAKER

ToolMaker entrevista a Miquel Sarabia y Manel Sarabia, CEO y CFO respectivamente de Misati.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Misati es un fabricante de elementos estandarizados, con una experiencia de más de 35 años en la automatización de transfers para prensas, elementos de sujeción y en garras para robots. La producción de Misati está totalmente automatizada, cuenta con modernos centros de CNC, lo que permite a la compañía obtener la máxima precisión dimensional y calidad en la fabricación de sus productos.

El pasado mes de abril, Misati trasladó sus instalaciones a Sant Just Desvern (Barcelona). Sus directores nos explican las necesidades que dieron pie a este traslado y las innovaciones con las que cuentan en este nuevo entorno de trabajo en el que comparten espacio todos los departamentos.

 

  • ¿Qué llevó a Misati a decidir el traslado de toda la empresa a Sant Just Desvern, (Barcelona)?

 

[Manel Sarabia] – Las proyecciones de crecimiento ya nos anunciaban que debíamos tomar más pronto que tarde una decisión en esa dirección, pero en nuestra historia ya habíamos vivido dos ampliaciones importantes y siempre es una decisión que conlleva un sacrificio en todas las áreas de la empresa y no es fácil de tomar. Coincidieron en el tiempo varios factores, la cada vez más acuciante falta de espacio, motivada por un crecimiento sostenido en los últimos años, una sólida posición financiera y una oportunidad inmobiliaria que no quisimos desaprovechar.

 

Si queríamos seguir siendo un referente tecnológico en automatización de transfers y revolucionar el mercado con las prestaciones que ofrecen las nuevas Garras Ultraligeras para robots que acabamos de lanzar al mercado, no teníamos alternativa, la decisión se tomó prácticamente sola.

Oficinas

 

  • Como empresa que está en constante evolución, ¿cree que es valioso la unificación de los equipos de trabajo en un único espacio común?, ¿Por qué?

 

[Miquel Sarabia] – En nuestro caso ha sido una reunificación. Ya conocíamos la experiencia de trabajar todos juntos y es muy positiva. Misati nació en un espacio único, pero impulsados por el propio crecimiento de la empresa, en su momento se decidió separar la producción y trasladarla a L’Hospitalet de Llobregat, manteniendo las oficinas en Barcelona ciudad. Pero con el tiempo, ambas instalaciones se quedaron pequeñas.

 

La nueva nave de Sant Just es amplia, cómoda y puede albergar tanto producción como I+D, comercial, administración, etc. e incluso está comunicada por transporte público con el centro de Barcelona.

 

Es indudable que estar todos juntos tiene ventajas a nivel logístico -los desplazamientos entre departamentos son mínimos y el intercambio de información es más rápido- pero también a nivel humano. La comunicación es mucho más fluida que antes. Si surge cualquier discrepancia o diferencia, ya sea interna o externa, se puede resolver antes y de manera más eficiente. Todos los que formamos el equipo de Misati nos conocemos mejor y somos más conscientes del trabajo que hacen el resto de compañeros.

Sala-de-Montaje-de-Transfers

 

  • ¿Cuánto personal trabaja actualmente en esas instalaciones? ¿Cómo ha sido el proceso de integración de los equipos?

 

[Miquel Sarabia] – Actualmente en Misati superamos la treintena de personas, pero estamos incorporando más capital humano y tenemos una previsión de llegar a los 40 en los próximos 2 años.

 

Pero el equipo de Misati no termina con el personal que trabaja en su sede de Sant Just Desvern (Barcelona). Tenemos una gran red comercial por todo el mundo, que nos visita con regularidad. Son distribuidores y asesores técnico-comerciales que vienen a Barcelona para formarse y conocer en profundidad las novedades que lanzamos. Pensando en ellos y en nuestros clientes, hemos destinado una amplia sala de formación, donde se puede aprender el funcionamiento y/o montaje de nuestros productos y es nuestro compromiso seguir organizando cursos para transmitir toda la tecnología que se desarrolla en el sector.

 

Aula de formación

 

[Manel Sarabia] – Una vez superadas las incertidumbres propias del cambio, nos hemos integrado sin problemas. De hecho, era una demanda recurrente que queríamos satisfacer desde hace años y que por fin se han dado las circunstancias para poderla llevar a cabo.

 

  • Desde un punto de vista tecnológico, ¿han realizado nuevas adquisiciones de bienes de equipo o maquinaria en esta nueva etapa que han comenzado en abril?

 

[Miquel Sarabia] – Por supuesto, para producir un producto de altas prestaciones es necesario que la maquinaria utilizada esté a la altura de lo que quieres conseguir a nivel de calidad. En este apartado no podemos regatear esfuerzos. Por eso nuestra inversión en nueva maquinaria está planificada y la actualizamos constantemente. Utilizamos los centros de mecanizado más modernos y automatizados. La última adquisición de Misati ha sido una máquina CNC de 5 ejes y está previsto adquirir otra a lo largo de este año.

 

Otra inversión importante que ha supuesto un gran avance es la impresión en 3D, agilizando enormemente el proceso de diseño y producción. Ahora nuestros ingenieros pueden verificar en pocas horas y con prototipos reales, como serán las futuras piezas estándar y especiales.

 

Las nuevas instalaciones también nos han permitido mejorar las sinergias que se generan entre departamentos, al situar estratégicamente la nueva zona de montaje de transfers y garras, justo al lado de I+D y separados únicamente por una amplia mampara totalmente acristalada, de manera que la comunicación verbal y visual entre montadores e ingenieros es constante y habitual, todos aprendemos de todos. También hemos construido para la nueva zona de montaje una bancada robotizada de 8 metros de largo, de manera que nos permite reproducir en nuestras instalaciones y de forma muy precisa, las instalaciones de nuestros clientes.

Almacén vertical

 

  • ¿Podría hablarlos de cómo MISATI afronta el concepto de digital factory?

 

[Manel Sarabia] – Misati, como cualquier empresa tecnológica industrial, sabe que la transformación digital ha de formar parte de nuestra estrategia diaria para no desaparecer en el medio plazo. Es un imperativo, y en ese sentido, estamos implementando constantemente nuevas tecnologías que nos permitan ser más rápidos, más precisos o más eficientes.

 

Planificación de la demanda, monitorización en tiempo real de la producción o dotar el business intelligence de más inteligencia, no es que sea el futuro, es una necesidad de hoy y estamos comprometidos en adaptarnos sistemáticamente a las nuevas tecnologías que van apareciendo.

 

No obstante, todo debe llevarse a cabo de una manera participativa, implicando a todos los que forman parte de la cadena de producción y sin poner en riesgo los estándares de calidad que hemos conseguido en estos 35 años de evolución.

 

 

  • ¿Cuáles son los principales elementos innovadores con que cuenta MISATI para diferenciarse de sus competidores en el mercado?

 

[Miquel Sarabia] – En Misati entendemos que la innovación debe aportar siempre mejoras para nuestros clientes, concretamente un aumento de la producción o una reducción de costes o ambas simultáneamente.

 

A nivel de producto, en estos últimos dos años hemos desarrollado una línea de soportes ultraligeros, que pueden aplicarse tanto en garras de robot como en la automatización de  transfers para prensas. Los soportes ultraligeros están fabricados en tecnopolímero, una poliamida con carga de fibra de vidrio. Este plástico técnico tiene altas prestaciones: una alta rigidez, es resistente al impacto, pero sin duda tiene una característica que lo hace único, su peso.

 

El tecnopolímero es mucho más ligero que el aluminio. Por ejemplo, una garra de robot ultraligera pesa hasta un 56% menos que su equivalente garra tubular. Esto significa que el robot podrá ser más pequeño, por lo tanto, más rápido y por lo tanto, más económico y productivo.

 

A nivel de servicio, hemos conseguido un hito que perseguíamos desde hace años al eliminar prácticamente las costosísimas y laboriosas puestas a punto de una transfer o de una garra de robot. Cuando el cliente así nos lo pide, montamos su transfer o garra y se la enviamos ajustada y verificada. La contribución que deberá añadir el cliente está tan optimizada, que puede ejecutarla en menos de una hora.

Esto ya es una realidad y significa para nuestros clientes ahorrarse gastos de desplazamiento y horas de prensa parada.

Con Misati, esto ya es posible.