Siemens Joan Francas Revista ToolMaker

SIEMENS PLM SOFTWARE presenta sus soluciones para desarrollar el Gemelo Digital

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Siemens PLM Software es una unidad de negocio de Siemens Digital Factory Division. La compañía alemana es líder a nivel mundial de software de gestión del ciclo de vida del producto y de gestión de operaciones de producción, con el que ayudan a sus clientes a innovar optimizando sus procesos, desde la planificación y el desarrollo hasta la fabricación, la producción y el soporte.

 La constante innovación, sumada a la calidad en sus procesos, sitúa a Siemens como referente mundial de la industria 4.0. Durante la BIEMH 2018 la compañía presentó sus novedades en digitalización y demostró cómo sus soluciones están revolucionando el sector industrial.

Por un lado, presentó sus soluciones de simulación de Simcenter para el Gemelo Digital, con las que se puede realizar la puesta a punto virtual de una máquina o simular su producción, anticipándose a posibles fallos en el diseño, en la configuración o incluso en el mantenimiento; todo ello, sin haber empezado siquiera a adquirir los materiales para construirla.

Por otro lado, mostró la plataforma cloud MindSphere, que permite recoger, almacenar, visualizar y analizar los datos de cada producto o máquina conectada. Esta plataforma es abierta, flexible, se ha diseñado según los últimos estándares en ciberseguridad y ofrece la posibilidad de que cada usuario diseñe sus propias Apps con su conocimiento concreto y en un entorno encriptado. Aplicada al terreno de los fabricantes de maquinaria, puede ofrecer a sus usuarios nuevos servicios como el pago por horas de producción o el mantenimiento predictivo.

Entrevistamos al Vicepresidente y Managing Director de Siemens PLM Software para España y Portugal, Joan Francàs, para conocer en profundidad su apuesta por la digitalización y las aportaciones de la compañía a la nueva era industrial.

Joan Francás - Siemens - Revista ToolMakerJoan Francàs, Vicepresidente y Managing Director de Siemens PLM Software para España y Portugal.

La industria 4.0 está haciendo que desaparezca progresivamente la distinción entre el mundo real y el virtual. ¿Cuáles considera que son las principales ventajas y los retos que nos encontramos en esta unión de lo físico con lo digital en el ámbito empresarial?

La industria 4.0 es un concepto, pero al final, es una revolución en sí. Desde el punto de vista empresarial, aquellas compañías que no consigan adaptarse a este proceso disruptivo, dejarán de existir. Las compañías tienen que adecuarse al gusto del consumidor, tienen que ser más flexibles, más eficientes, llegar antes que el competidor, ir innovando más rápidamente y dar cada vez más satisfacción a las demandas de los clientes.

Se trata de pasar de producir en masa a producir masivamente pero de manera individualizada y el que no consiga adaptar su proceso de producción a esta demanda perderá cuota de mercado y acabará por desaparecer. Con nuestras soluciones ayudamos a que un fabricante que quiera iniciar este proceso pueda hacerlo de manera eficaz y segura. Le damos la posibilidad de personalizar sus productos, de tener una producción que sea más eficiente, más individualizada y flexible.

En cuanto a la empresa digital industrial -carta de presentación de Siemens PLM Software- entendemos como “gemelo digital” la capacidad de simular, probar y optimizar procesos y plantas antes de la operación en el mundo real, es decir, una  representación digital de toda la cadena de valor: ¿Esto es ya una realidad?

Efectivamente, el gemelo digital ya es una realidad. Hace unos diez años, Siemens, viendo lo que estaba pasando y lo que iba a pasar, tomó la decisión de ayudar a sus clientes en esa transición hacia una manera nueva de afrontar la industria y el futuro y eso se llamó, dentro de Siemens, digitalización.

El gemelo digital consiste en que el producto real que visualmente puedes ver y tocar, como por ejemplo un coche, lo tienes completamente virtualizado, desde el software hasta su sistema eléctrico, los componentes, el proceso de fabricación, las máquinas que vas a utilizar, las operaciones que tienen que desarrollar los operarios para producirlo, etc.

Nosotros somos capaces de simular toda esa cadena de valor -desde el diseño del producto hasta las líneas de fabricación-; podemos saber digitalmente cómo se comporta ese producto en el mercado y retroalimentar otra vez toda la cadena de valor, de manera que aportamos los ciclos de innovación de cualquier producto, desde un lápiz, hasta un avión.

 En todos los sectores existe una necesidad flagrante de digitalizarse. En España y Portugal donde más trabajamos este proceso es en cuatro sectores: automoción, maquinaria, aeroespacial y alimentación y bebidas, aunque todos los sectores lo necesitan (por ejemplo el químico, el sector de la banca, seguros, energía, etc.) y nuestras soluciones están enfocadas a pequeñas y medianas empresas, así como a compañías de grandes dimensiones.

 

Para obtener los beneficios del gemelo digital debe existir un registro sistemático de todos los datos del producto. ¿Cómo se lleva a cabo este proceso?

Para desarrollar el gemelo digital es necesario tener los datos del producto en una plataforma que tiene que cubrir todo su ciclo de vida. En el caso de Siemens, esta plataforma se llama Teamcenter y recoge todos los datos para garantizar la trazabilidad durante todo su ciclo de vida. Con este proceso puedes mejorar el producto, ya que te permite hacer un rediseño para optimizarlo y aportar el mayor valor posible en el mercado.

El software de gestión del ciclo de vida del producto (PLM) ayuda a las empresas a innovar. ¿Disponen las compañías de profesionales formados en estas áreas?

Esta parte formativa, especialmente en España y Portugal, es algo que está costando más de lo necesario. Aunque hay universidades y programas universitarios que ayudan a formar a futuros profesionales que puedan -conceptualmente y físicamente- manejar este tipo de herramientas, aún queda bastante camino por recorrer.

Dentro de las compañías, algunas sí que hacen grandes planes de digitalización, pero se olvidan de formar internamente a sus equipos y esto es algo que nos sorprende bastante.

 “La falta de formación interna en nuevas tecnologías dentro las compañías es uno de los grandes problemas de la industria española

 

La falta de formación interna en nuevas tecnologías dentro las compañías –tanto grandes como pequeñas-  es uno de los grandes problemas identificados en la industria española. Hay que estar formando continuamente a los equipos de trabajo, porque todo evoluciona de forma muy rápida y constante.

¿Qué le recomienda a una empresa que quiera iniciar la construcción de una infraestructura digital?

Cuando una empresa quiere emprender esta transformación digital debe ser consciente de que no se trata de cambiarla, ni de añadir gente o departamentos, ni de comprar otra compañía, estamos hablando de transformar toda su cadena de valor, es decir, de cambiar su manera de pensar, su manera de innovar, su manera de producir, de vender, de dar soporte a los clientes finales.Estamos hablando de desarrollar un cambio transversal.

“El proceso de transformación digital debe ser una decisión estratégica de la compañía y ha de ser liderada por el CEO”

 

Para abordar este cambio, la persona que debe liderarlo es el responsable de toda la cadena de valor de una compañía: el CEO.Si el CEO no cree en la idea de transformación digital, es muy difícil desarrollar el proceso de digitalización. A lo largo de mi trayectoria me he encontrado numerosos ejemplos de fracasos de transformaciones digitales, porque realmente no se ha concebido como un proyecto integral y transversal de la compañía.

Insisto en que estamos hablando de una transformación y una transformación no puede ser liderada por el departamento de IT, de tecnología o informática porque es una estrategia de negocio que debe ser esponsorizada por las personas que tienen la máxima responsabilidad y no por un departamento concreto, de manera aislada, porque eso estaría condenado al fracaso.

La mayoría de empresas de alimentación y bebidas aún están en las primeras fases de la digitalización. ¿Considera que este proceso es un gasto o una inversión?

Concretamente para este sector se trata de una imperiosa necesidad. En alimentación y bebidas se requiere que las compañías se adapten al gusto de los consumidores, pero es que además en este sector hay otro factor importantísimo y es que está muy regulado, tanto a nivel nacional, como a nivel de la UE y a nivel mundial, porque está directamente relacionado con la salud de los consumidores. Es una industria hipersensible a los cambios y para cambiar necesitas ser capaz de adaptar tu cadena de valor.

El peso de la industria en el PIB de España supone aproximadamente un 16%, todavía lejos del 20% que la Unión Europea pretende en el año 2020. ¿A qué se debe esta curva de crecimiento tan suave?, ¿falta financiación, apoyo institucional?

 

La economía española sufrió una crisis importante. Todavía no hemos recuperado el PIB industrial que teníamos antes de 2008. Por otro lado, España continúa siendo un país de servicios más que un país de industria y esto, en mi opinión, es un factor que limita las posibilidades como país.

El sector industrial es de mucho más valor añadido que el sector servicios, pero requiere una inversión más a largo plazo, así como programas que ayuden a fortalecer el tejido industrial. En España hay algunos programas pero en menor medida que en la media de países de la UE.

Por ejemplo, en Alemania existen los famosos programas duales, que forman gente que en lugar de especializarse en una escuela de formación profesional o en la universidad, se forman directamente en las empresas industriales. Este modelo no está tan presente en España, lo cual favorece que cuando hay una crisis económica a España le afecte el doble que a los demás, como pasó en el año 2008.

Esto sucede porque el sector servicios se destruye más rápidamente, si bien es cierto que esta última crisis ha provocado una gran apertura de la industria española en el exterior. Las exportaciones han crecido significativamente en los últimos años debido a que las empresas españolas tuvieron que aprender a abrirse al mundo y ser más competitivas, es decir, han tenido que dar un paso adelante y digitalizarse, porque de lo contrario, no pueden competir en el mercado.

¿Podría hablarnos de los retos y desafíos de la compañía de cara al futuro inmediato?

Vamos a continuar ayudando a las empresas en este proceso de digitalización y a intentar que los ingenieros españoles conozcan las nuevas tecnologías, que tengan acceso a nuevas herramientas y soluciones de Siemens para favorecer a los clientes con los que vayan a trabajar la transformación digital.

 

Con nuestras soluciones ayudamos a que un fabricante que quiera iniciar  un proceso de digitalización pueda hacerlo de manera eficaz y segura

 

Vamos a intentar influir, en la medida de lo posible, en las administraciones públicas para que tengan presente este proceso de transformación que se está produciendo y cómo pueden ayudar en este sentido al tejido industrial.

¿Cómo logra la compañía anticiparse a lo que va a suceder e ir por delante en innovación industrial?

En Siemens tenemos 3 inputs: en primer lugar, una gran cantidad de expertos en las diferentes áreas que están con los clientes averiguando cuáles son las nuevas regulaciones que van a venir, los cambios en los gustos de los consumidores, las nuevas tendencias en el mercado, etc. Se trata de captar las tendencias de la industria y adaptar nuestros productos a ellas.

En segundo lugar, tenemos un equipo de ingenieros de software que modifican nuestras soluciones constantemente para hacerlas evolucionar.

Y en tercer lugar, la cercanía con nuestros clientes, que nos permite escuchar sus necesidades. Una muestra de esto es que constantemente pedimos mejoras de producto a nuestros desarrolladores.

Si hay un cliente que en un proceso concreto ha encontrado una “best practice” mundial que nos parece interesante, trabajamos para poder integrarla en las próximas versiones de nuestras soluciones. Por este motivo, estamos muy orgullosos de ser la compañía que más invierte en desarrollo en nuestro sector