RENISHAW - REVISTA TOOLMAKER METALMADRID

Renishaw muestra en MetalMadrid la nueva RenAM 500Q de fabricación aditiva

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

El campo de la fabricación aditiva metálica también ha estado presente en la edición 2018 de MetalMadrid con la propuesta, entre otros expositores, de Renishaw y su nueva RenAM 500Q. Se trata de un sistema de alta producción equipado con 4 láseres de fibra de iterbio que aumenta la productividad al acelerar los procesos de fabricación hasta cuatro veces más rápido que los sistemas de un solo láser. “Tiene la peculiaridad de que todos los láseres son capaces de alcanzar todos los puntos de fabricación, lo que te permite establecer estrategias más agresivas de productividad”, explica Borja Rodríguez, Area Sales Manager South de Renishaw.

DSC_0404

Además, cuenta con un sistema de recirculación automático del polvo que permite el tratamiento de todo el polvo sobrante de la fabricación, su tamizado y la vuelta a la carga en el depósito de la máquina.

En cuanto a los materiales, puede trabajar con metales tales como aleación de titanio aeronáutico, acero inoxidable, aleaciones de base níquel, aluminios y algunas otras aleaciones que ya están desarrollando los fabricantes de polvo para aplicaciones específicas. Y el tamaño máximo de piezas que permite fabricar es de 250 mm x 250 mm x 350 mm (altura).

DSC_0430

A la RenAM 500Q se le integra el sistema de monitorización de proceso InfiniAM Spectral diseñado para la captura de múltiples datos que permiten detectar posibles problemas de fabricación en tiempo real. “Este sistema capta todo lo que está pasando en tu cámara para ver la posible aparición de defectos en las piezas y controlarlo en tiempo real. Esto permite, por ejemplo, si estás fabricando 4 piezas y aparece un problema en una de ellas, poder decirle al sistema que deje de fabricar esa pieza y que siga fabricando las demás”.

DSC_0405

Una de las grandes ventajas de la fabricación aditiva es que permite optimizar topológicamente las piezas para crear geometrías óptimas estructuralmente hablando, explica Borja Rodríguez. “A nivel de resistencia mecánica consigues obtener geometrías con formas, en algunos casos biónicas, que estructuralmente tiene un comportamiento idéntico a la pieza original pero con una reducción de masa muy importante, lo que en el sector espacial es algo crítico y en el aeronáutico también”. Y lo más importante es que, a pesar de la gran reducción de peso, no se pierden propiedades en la respuesta de la estructura.

Otra de las grandes ventajas de la nueva RenAM 500Q es que cada pieza puede ser totalmente diferente, o la misma pieza con pequeñas modificaciones. “Esto mediante otros mecanismos de fabricación resultaría carísimo mientras que aquí se consigue simplemente con un leve cambio de diseño. A la hora de cargar el modelo en el software de fabricación no supone ningún trabajo extra.”