Entrevista_Revista_TOOLMAKER_1

Especial 8 de Marzo: Entrevista a Patricia García, primera mujer Presidenta del Círculo de Empresarios de Galicia

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Patricia García es, desde mayo de 2018, Presidenta del Círculo de Empresarios de Galicia. Es la primera mujer que ocupa este cargo pero ello no ha sido un impedimento para llevar a cabo una excelente labor reactivando las actividades de la entidad después de la crisis con los foros de trabajo y apostando por grandes pactos en cuestiones como la educación o la innovación.

Durante su toma de posesión del cargo, Patricia García afirmaba que en estos cuatro años de mandato, algunos de sus objetivos son continuar siendo un foro representativo del debate empresarial, y consolidar el papel de los empresarios y del propio Círculo como agentes dinamizadores de los sectores estratégicos de Galicia. Ahora, casi un año después, hablamos con ella con motivo del 8 de marzo, Día de la Mujer.

Tras casi un año como Presidenta del Círculo de Empresarios de Galicia, ¿podrías explicarnos en qué se centra tu labor en estos momentos?

Aterricé el 21 de mayo de 2018, que es cuando se produjo el cambio oficial de Junta Directiva, y te confieso empecé con un poquito de miedo aunque yo ya venía de dos juntas anteriores, de cerca de 5 años y medio. En primer término entré en la Junta de Javier Garrido y después me incorporé a la Junta de Juan Güell, que fue el presidente posterior a Javier Garrido. Así que conocía muy bien cómo funcionaba el Círculo, es decir qué expectativas tenía, cuál eran sus fortalezas.

Hubo grandes retos, ya no hacer cosas nuevas sino recuperar cosas existentes que habían quedado en segundo plano porque la crisis también toco al Círculo. Si tu vives de cuotas y los empresarios lo están pasando mal, lo primero que hacen es eliminar de sus empresas costes innecesarios que no impactan directamente en el negocio. Con lo cual hubo muchas bajas de socios, bajaron los ingresos y la actividad porque la gente dedica su tiempo única y exclusivamente a levantar sus empresas que en muchos casos podrían estar en peligro por los momentos que se estaban viviendo.

Con lo cual, bajada de cuotas más bajada de ingresos derivados de actividad ordinaria del Círculo supuso apretarse el cinturón y pensar en cómo garantizábamos la supervivencia del Círculo. Eso nos hizo replegarnos, estar más preocupados internamente de las cuentas y no ser tan visibles ni hacer actuaciones de cara al exterior.

Con lo cual el primer reto que me encontré fue, ahora que estamos saneados, que las cuentas están en su sitio, cómo nos reinventamos y cómo volvemos a retomar nuestra actividad. A mí me parece fundamental revisar los foros de trabajo porque cumplen un doble cometido en el Círculo: permiten a socios participar en la vida activa del Círculo, y por otro lado toca los temas importantes que afectan a los empresarios, a la sociedad civil y a la clase política para alinearnos todos de cara a impactar positivamente en la economía. Así que decidí reformular los foros de trabajo.

En este sentido, recuperamos el foro socioeconómico, de hecho ahora vamos a programar mesas de debate una vez al mes para hablar de grandes pactos. España tiene grandes problemas como el de la educación, cómo alineamos la educación a la empresa, y cómo recuperar la educación básica, porque estamos perdiendo la educación en personas. Y antes de ser empresario, de ser trabajador, tienes que saber estar en el mundo.

En formación profesional se está haciendo muy buen trabajo y concretamente Galicia ha hecho muy buen trabajo porque estamos en una tasa de abandonos igual que la media europea, la mitad que la media nacional. Pero siempre hay retos y siempre hay cosas que se pueden hacer mejor como una mayor cercanía a la empresa, a los territorios, mayor innovación y programas formativos más adecuados a las necesidades que deben cubrir las empresas. Y retornar a trabajadores que han abandonado el sistema al sistema educativo que debe reformularse, tiene que ser más innovador.

El Círculo tiene la responsabilidad como sociedad civil de hacer esas llamadas de atención. Se trata de reformular modelos, de repensar grandes pactos por el bien de España. Tenemos que exigirles a los políticos que tomen decisiones y queremos que los foros de trabajo generen esas mesas de debate en torno a fiscalidad, sanidad, educación, demografía, etc. Grandes temas que se tienen que tratar.

Patricia García asumió la presidencia del Círculo de Empresarios de Galicia el pasado 21 de mayo de 2018.
Patricia García asumió la presidencia del Círculo de Empresarios de Galicia el pasado 21 de mayo de 2018.

Con la crisis, las empresas pusieron el foco en la internacionalización y en las exportaciones. ¿Sigue siendo a día de hoy uno de los retos de los empresarios gallegos?

Galicia tiene un peso muy bueno en las exportaciones, representa el 8% del valor total del país, pero desde el Círculo abogamos porque tenemos que seguir creciendo hacia el exterior. En este sentido es muy importante también el foro de internacionalización.

Tenemos que seguir incentivando el crecimiento y la creación de las pymes desde una óptica internacional. Desde Galicia se puede competir, puedes trabajar en territorio local pero tienes que internacionalizarte, tenemos que diversificar sectores y territorios. Tenemos grandes empresas exportadoras, somos líderes en exportación en sectores como automoción, agroalimentario, conserva, pesca, productos procesados… Pero tenemos los riesgos muy concentrados en Europa, en Francia en primer orden, Portugal y Alemania. Tenemos que diversificar mercados, hay otros países en los podríamos estar vendiendo.

Y además tenemos que incrementar el número de empresas. Nosotros tasamos en unas 1200 empresas para que nuestro PIB esté aireado, oxigenado, y con las exportaciones aumentamos el número de empresas recurrentes.

Por otro lado, destacamos la importancia de competir cooperando con Portugal. Portugal no es el enemigo, es un socio y un aliado, somos los dos países de la periferia de Europa y no podemos enfocarnos sólo en Europa, somos el eje del Atlántico por lo que en el mercado latinoamericano y el mercado africano mucho tenemos que decir, y debemos ir de la mano. Somos buenas plataformas, nosotros para ellos en Latinoamérica y ellos para nosotros en el mercado africano. Tenemos buenas relaciones internacionales cada uno en esos mercados por lo cual debemos abrirnos y cooperar, porque tenemos historia común, geografía común y se pueden hacer buenos acuerdos. Vamos a ganar ambos países en ese crecimiento e internacionalización.

Con lo cual me parece muy importante la cooperación con Portugal, de hecho yo he puesto nombre a ese foro de trabajo con Portugal, porque para mí no es el enemigo.

¿Qué otros grandes retos afrontan las empresas en estos momentos?

Yo creo que adaptarse a los modelos competitivos. Es decir, si una empresa es eficiente va a poder tener mayor margen y retener más talento, porque vas a poder pagarles más y podrás acometer nuevas medidas de innovación que te mantienen en un modelo competitivo. Las empresas tienen que ser innovadoras de por sí, tienen que incorporar la innovación dentro de su modelo de negocio como un proceso más.

Tenemos que fomentar la innovación. Este país necesita un modelo de innovación, porque no queda otra manera que no sea competir innovando. Por costes salariales no compites, siempre va a haber alguien que produzca más barato que tú. Con lo cual tenemos que competir siendo eficientes a través de la innovación, reinventarnos.

Hay sectores que lo están haciendo muy bien, son innovadores de por sí, crecen con la innovación en el adn. Pero hay otros sectores que no, por lo que tenemos que ver buenas prácticas transferibles de unos a otros y establecer nuevos modelos de innovación en sectores incluso maduros, con lo cual va a ser el factor diferencial de competitividad que nos va a permitir sobrevivir en un mundo globalizado, no hay fronteras en la competencia.

¿Qué tipo de acciones se llevan a cabo desde el Círculo de Empresarios de Galicia para impulsar el sector industrial gallego?

Las acciones son más transversales. Hay buenos sectores estratégicos aquí y lo que queremos es aflorar los modelos industriales que tenemos para intentar llegar a modelos de cooperación y transferencia de unos sectores a otros, las buenas prácticas de unos a otros.

Hacemos jornadas y visitas a empresas. Vamos a estar ahora con programas de innovación 4.0 en colaboración con el Igape y vamos a hacer unos kits, una especie de escenario, donde vamos a poner de manifiesto las innovaciones que se están dando en la industria para llevarlas a zonas donde no son tan visibles. Vamos a hacer un tourne con ese escenario o kit para que la gente toque tecnología en zonas donde no está llegando y así poder iluminar y transferir conocimiento de innovación 4.0 que están abordando determinadas empresas industriales con gran éxito en nuestra provincia y extrapolarlos a otras zonas de Galicia. Queremos divulgar con este tipo de jornadas.

Vamos a hacer acciones de roadshow en empresas, vamos a hacer visitas a empresas donde podamos ver esas innovaciones en tiempo real, no se trata de que alguien venga a contarlo aquí sino vamos a ir a las empresas para ver el funcionamiento real para ver simuladores, robots colaborativos con humanos…, para que esa transferencia de innovación se puedan aplicar a otros sectores.

Queremos generar esas experiencias en tiempo real. Que se lo cuente en la propia fábrica, en el propio taller. Por ejemplo, en Alcoa cómo hacen modelos de aprendizaje con simuladores, o en Termavi cómo han reducido tiempos en formación de gruístas con un simulador.

También queremos ver innovación en otros países. Estamos viendo de qué manera podemos hacerlo a través del foro de internacionalización, cómo somos capaces de visitar o traer empresas punteras en innovación en determinados sectores para que los empresarios de aquí puedan visualizarlas. Estamos trabajando en ello.

Entrevista_Revista_TOOLMAKER_2

¿Cómo se puede fomentar que la mujer tenga más presencia en el sector industria?

Tenemos que inculcarlo a nivel educación. Seguimos jugando mucho a rosa y azul.

Es imposible que esos puestos estén ocupados por mujeres si esas mujeres no están representadas en las escuelas de formación profesional o en la Universidad. De hecho, este año 2018 ha bajado la presencia de mujeres en las carreras STEM. Si no nos estamos formando es imposible que seamos visibles y de que representemos un porcentaje razonable en las compañías industriales ocupando puestos técnicos en cualesquiera de las categorías profesionales dentro de una industria, desde puestos de técnico, mando intermedio o equipos de dirección.

Con lo cual si queremos fomentarlo hay romper esos estigmas en la educación. Vamos muy precondicionados, tampoco en el entorno familiar los tratamos de la misma forma. Hay que romper esas barreras desde el modelo educativo y trabajarlo con mucha insistencia con modelos de asertividad, empatía e inteligencia emocional. Deberían ser asignaturas y modelos educativos basados en inteligencias. Porque sino, estaríamos actuamos sobre los efectos y no sobre la causa. Debemos incentivarlo en infantil y en primaria, y que las mujeres sean conscientes de sus capacidades objetivas. Cerebralmente tenemos una serie de ventajas que nos permiten tener una orientación muy buena en carreras técnicas, es un tema genético.

Cuando se habla del Círculo de Empresarios de Galicia, se piensa en grandes empresas, ¿está enfocado también a pequeños empresarios?

Sí, por supuesto, de hecho estamos trabajando mucho en la parte de emprendimiento y creación de pyme. Debemos intentar que haya nuevas creaciones de empresa y que la pyme crezca.

Si la pyme crece eficientemente, con innovación, con visión de internacionalización vamos a ser capaces de retener el conocimiento. Si a un recién titulado le das proyecto, le das ilusión de ir a trabajar a una pyme cuyo objetivo va a ser crecer, internacionalizarse, generar nuevos productos con perspectiva de crecimiento y con profesionalización en la gestión, innovación…, vas a retener.

La opción de trabajar, crear nuevos modelos de negocio o los existentes ayudarlos a crecer con modelos de planificación de procesos, de innovación continua, va a permitir que las personas se incorporen a las empresas y que no se vayan fuera. Éstas son otras de las actuaciones que llevamos a cabo.

Finalmente, ¿qué alicientes ofrecéis a los empresarios para que se asocie al Círculo de Empresarios de Galicia?

Principalmente, que aquí hay vida empresarial. El Círculo es un entorno donde se hace negocio, aprendes, conoces proveedores y clientes. Lo que tenemos que aflorar es que aquí están las empresas gallegas asociadas y que hay muy buenas empresas que pueden ser clientes unos de otros. Hay muy buenos proveedores y muchas veces tenemos cerca de casa posibles soluciones a necesidades que puede tener una compañía, pero al final acabas buscando un proveedor de fuera de aquí cuando lo tienes mucho más cerca.

Realmente ofrecemos que hagan vida en el círculo, lo que supone conocer nuevos empresarios, conocer nuevas formas de hacer negocio y vertebrar.