PEDRO_COLACO_Revista_toolmaker

Entrevista a Pedro Colaço, presidente de APIP y Director General de KLC Technical Plastics

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

Durante la Semana del Molde de Portugal, la redacción de ToolMaker tuvo el honor de visitar las instalaciones de la empresa KLC Technical Plastics en Marinha Grande. Pedro Colaço dirige esta empresa que, fundada en 1993, tiene la mejora continua como filosofía de trabajo. De esta forma, han realizado grandes inversiones en producir de forma respetuosa con el medio ambiente y, desde hace dos años, cuentan con un departamento que investiga sobre nuevas tendencias en automoción como por ejemplo investigación de colores usando cromo para los metalizados o la transmisión de luces en partes metálicas. Y es que el 95% de sus clientes pertenecen al sector automoción.

Pedro Colaço es, además, presidente de la Asociación Portuguesa de la Industria de Plásticos (APIP). Con él hemos hablado sobre cómo impulsar el sector de los plásticos en Portugal y sobre la participación de KLC en el programa Portugal 2020.

Como presidente de la dirección de APIP, ¿podría hablarnos sobre el trabajo desarrollado por la asociación en apoyo a la idustria de plásticos nacional y, concretamente, a las empresas asociadas?

APIP es una asociación extremadamente importante para la industria de los plásticos. Este sector es lo que solemos llamar “un sector de banda ancha”: tiene empresas muy pequeñas y muy grandes, empresas muy avanzadas y otras con tecnologías más simples, y abarca desde los fabricantes de películas hasta los transformadores de piezas para la industria aeronáutica. Además, es un sector con una gran regulación, mucha legislación, con varios actores a nivel político, que acaban por influir en la actividad de la industria. Por tanto, es un sector que necesita una asociación que defienda sus interesas. El primer papel de APIP es corporizar las diversas empresas que constituyen el sector en lo que les es común, que es el procesamiento de materiales poliméricos.

klc_2

De que forma?

En primer lugar, informando a los asociados acerca de qué va a pasar a nivel legislativo, en la regulación, o sobre tendencias en la Unión Europea, de lo que viene para que las empresas puedan anticiparse y, simultáneamente, defender activamente el sector cuando esas tendencias no van en línea con los intereses de la actividad económica del procesado de polímeros.

Por otro lado, APIP también proporciona a sus asociados información técnica, sector a sector. Por ello, en nuestros nuevos estatutos, dividimos el sector en tecnologías de procesado: plásticos técnicos, extrusión, reciclaje, etc. Tenemos varios grupos de trabajo para no sólo atender lo que es común a todos, sino también lo que es específico de cada una de estas áreas.

APIP tiene también el importante papel de traducir la normalización que existe a nivel europeo. En este momento es la única entidad acreditada para hacer este trabajo para Portugal. Este es un servicio que nos ocupa al menos, un recurso a tiempo completo, y que es fundamental para operar muchas empresas.

Damos también apoyo jurídico a todos nuestros asociados que, puntualmente, pidan opinión específica sobre su actividad económica, en particular sobre cuestiones relacionadas con la legislación laboral, en el contexto de nuestro convenio colectivo y la legislación conjunta.

Además, APIP también organiza eventos como workshop sobre asuntos de interés para el sector como el Seminario de Plásticos, que es un evento anual, de un día y medio, donde intentamos abordar, por un lado, temas más dirigidos a la gestión, y por otro, asuntos de carácter técnico. Es un evento donde los participantes pueden hacer networking y conocer las novedades más relevantes de diferentes áreas.

klc_3

Durante muchos años, las industrias de moldes y plásticos se daban la espalda. Pero en los últimos años hemos visto una aproximación entre los dos sectores. En este momento, ¿existe ya una colaboración entre las dos asociaciones?

Si, existe una colaboración entre APIP y Cefamol, desde hace dos años APIP se ha integrado en el cluster Pool-net, que pasó a ser un cluster de moldes y de plásticos. Esto es porque creemos que podemos prestar nuestro volumen de facturación al cluster, ya que nuestros intereses son comunes. APIP cuenta con la vicepresidencia de Pool-net y tratar de ayudar, obviamente, en la promoción de los moldes portugueses por el mundo, y de esta forma espera que los moldes también promuevan los plásticos portugueses por todo el mundo. Creemos que ésta es una unión importante y continuamos trabajando para fomentar la colaboración entre los dos sectores, en todas las áreas en que tenga sentido.

De hecho, la empresa que dirige, KLC, compra en Portugal la totalidad de los moldes que utiliza. ¿Existen más empresas nacionales que compren los moldes sólo a proveedores locales?

KLC fabrica plásticos muy técnicos y consideramos el molde como el componente más importante en la producción de un producto técnico de alta calidad. He tenido oportunidad de conocer a muchos países productores de moldes y la conclusión que saco es que, especialmente para piezas técnicas, Portugal tiene probablemente la mejor relación calidad / precio que se puede encontrar, supongo que me atrevería a decir, en el mundo .

Por otro lado, el factor de la proximidad es muy importante. Tanto en la fase de desarrollo técnico como después en el mantenimiento. Por tanto, para nosotros es estratégico la colaboración con empresas cercanas. Lo contrario, para nosotros sería una desventaja. Yo creo que, en este asunto, el precio no es lo más importante. Para el usuario de molde, el coste de compra se da sólo una vez, pero el rendimiento del molde en términos de ciclo, de la longevidad, de eventuales problemas que obliguen a paradas, tiene un valor muy significativo comparado con el ahorro que eventualmente tendríamos si fuésemos a comprar, por ejemplo a un país asiático, con muchas menos garantías.

klc_1

¿En cuántos proyectos ha estado KLC apoyado por el programa Portugal 2020?

Sólo tenemos un proyecto apoyado que está en marcha. Sin embargo, este proyecto, que tiene como principal objetivo el refuerzo de la capacidad tecnológica y productiva, toca varias áreas de la empresa, incluyendo el área ambiental.

¿De qué forma van a beneficiar esas inversiones al cliente final?

El cliente final se va a ver beneficiado en términos de calidad, de precio y también en términos de cumplimiento de metas ambientales. Una parte sustancial de las inversiones han estado dirigidas a un equipo de deposición física de vapor (en inglés, PVD) que va a sustituir al cromado galvánico convencional, que es un proceso con un alto impacto en el medio ambiente.

Se trata de una tecnología reciente que permite producir piezas con el mismo aspecto que el cromado tradicional, de una forma mucho más respetuosa con el medio ambiente. Creo que es una de las primeros equipos de este tipo instalados en Portugal. Esta tecnología va a permitir también bajar los precios y, al mismo tiempo, tener un menos impacto en el medio ambiente.

¿Ha sido una inversión estratégica?

Sí lo ha sido y en estos momentos estamos buscando proyectos. Hay un trabajo que es necesario hacer de dar a conocer esta tecnología a nuestros clientes, para que ellos cambien las especificaciones técnicas. Hay también bastante investigación y desarrollo de ingeniería involucrados en este proyecto, para obtener las fórmulas adecuadas para vender a nuestros clientes.

¿Tienen un objetivo de facturación definido para 2020?

Sí, tenemos un objetivo que ronda los 9/10 millones de euros.