carbures_TOOLMAKER

Entrevista a Marta Millán, R&D Project Manager en Carbures Europe Mobility

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

La empresa Carbures, especializada en la fabricación de piezas y estructuras de fibra de carbono y otros materiales compuestos, fue una de las encargadas de exponer un caso práctico durante el Congreso Fábrica Inteligente & Hiperconectada, que tuvo lugar este pasado 15 de febrero en Madrid,y que fue organizado por iKN Spain. Marta Millán, R&D Project Manager en Carbures Europe Mobility, explicó cómo Carbures ha incorporado la robótica colaborativa en su cadena de montaje.

Marta Millán forma parte del equipo de Carbures EUROPE Mobility, con una década de experiencia dentro del sector de actividad de Machinery, donde coordina la estrategia de R&D que engloba el desarrollo de varios proyectos internos para la aplicación de las tecnologías de Industry 4.0 en la fabricación de bienes de equipo para el sector de automoción. Repasamos con ella las claves de este caso de éxito en una entrevista en exclusiva.

¿Podría hacernos un breve resumen de su ponencia en el evento Fábrica Inteligente y Conectada organizado por iKN Spain?

En este evento presentamos un caso de éxito de la aplicación de robótica colaborativa en una línea de producción para TIER1 del sector de la automoción. La aplicación consiste en una estación de engrasado y montaje de un componente de dirección asistida eléctrica (EPS).

Este tipo de tecnologías se están incorporando tanto en países con elevado coste de mano de obra como Estados Unidos, pero también en países con menores costes como China y Polonia.

¿Cuándo se realizó este cambio en la cadena de montaje?

Llevamos años invirtiendo en innovación y desarrollos tecnológicos, gracias a los que hemos desarrollado tecnología pionera en, por ejemplo, el sector de automoción como son nuestros lineales inteligentes o nuestra visión artificial aplicada a los robots colaborativos en nuestras fábricas.

El origen de este proyecto fue resolver un problema de calidad del producto que fabrica nuestro cliente, evitando la manipulación manual del operario que provocaba contaminaciones en la pieza y modificaciones en la integridad del cordón de grasa. En estos momentos se está realizando la validación de la aplicación con el OEM final.

cabures_3

¿Qué robots han instalado concretamente y para qué funciones?

Actualmente hemos instalado UR5 y UR10 de UNIVERSAL ROBOTS. En las aplicaciones realizadas hasta la fecha se encuentran en procesos de manipulación avanzada, picking y dispensación de grasa, silicona o termopaste, para países como Estados Unidos, Polonia y México, en los que operamos.

Concretamente, en México se está desarrollando actualmente otra aplicación para un cliente con similares prestaciones. La realidad de Carbures es la internacionalización, desde nuestro lugar de nacimiento, Cádiz y El Puerto de Santa María, Carbures opera plantas de fabricación y oficinas de ingeniería en 7 países: Estados Unidos, Méjico, Alemania, Polonia, Francia, China, y España.

Gracias a esa visión empresarial y determinación de los fundadores de la Compañía, hoy Carbures, manteniéndose fiel a su origen, fabrica piezas y estructuras en materiales compuestos para los sectores aeroespacial, de automoción y de obra civil, en cada una de las fabricas se está implementando desde los sistemas de automatización hasta lo más innovador que son los robots colaborativos con visión artificial.

¿Qué características concretas buscaban a la hora de escoger estos robots?

Cuando implantamos los robots en los lineales de producción lo que buscábamos era; acelerar los procesos de fabricación, guiar a los robots colaborativos, dar una mayor flexibilidad en la línea para diferentes variantes de pieza y absorber las diferencias de tolerancias dentro de un mismo producto, además de garantizar la seguridad del proceso. Gracias a esta innovación nos ha llevado a que en la actualidad seamos líderes tecnológicos en la fabricación de estructuras de fibra de carbono.

En concreto se escogió un COBOT de UNIVERSAL ROBOTS por ser un proveedor con mayor cuota de mercado entre nuestros potenciales clientes TIER1 del sector de automoción, y considerando su adecuado dimensionamiento para la aplicación, en términos de carga útil, radio de acción, etc.

¿Cuáles fueron las razones por las que decidieron incorporar estos robots colaborativos?

Carbures quiere seguir siendo un Tier 2 referente en el mundo para ello es necesario implantar nuevas tecnologías con las que conseguimos ganar en eficiencia, en seguridad y en productividad. Estamos frente a lo que conocemos como la cuarta revolución industrial (Industria 4.0), en este sentido, Carbures, ya hace tiempo que ha detectado la necesidad de aumentar la eficiencia, seguridad, simplicidad y robustez de los procesos productivos. La visión artificial y robótica colaborativa está dando pasos gigantes en este sentido, así como las comunicaciones entre distintos dispositivos para poder gestionar datos y parámetros pudiendo actuar sobre los mismos procesos a tiempo real llevando las máquinas a un nivel de “inteligencia” más elevado.

En este caso se escogió un COBOT para resolver problemas de calidad debidos a la manipulación manual del operario que provocaba contaminaciones en la pieza y modificaciones en la integridad del cordón de grasa. Además, este cambio ha permitido una optimización y concentrado de los procesos manuales en las actividades de mayor valor añadido.

¿Cómo se han adaptado los operarios a este cambio en su rutina de trabajo?

Estar en un sector como éste implica que tanto nuestros procesos de producción, como todos los empleados que formamos parte de Carbures estemos en constante formación sobre los cambios en los procesos, actualizaciones en la forma en la que trabajamos o en las máquinas que usamos. Para facilitar la aceptación de esta nueva tecnología y generar confianza tanto en el operario como en el equipo de producción, a parte de las seguridades propias que incorporan los COBOTs, además se ha sobreprotegido la instalación, incorporando sistemas adicionales de luces de aviso y scanners que pausan el movimiento del robot según las condiciones de trabajo en que se encuentren el operario y el robot. Por lo tanto, el cambio está siendo un proceso de adaptación por parte de toda la empresa al que ya estamos acostumbrados, pues todos estamos en una constante formación.

Una vez instalados los robots en la cadena de montaje de Carbures, ¿cuándo consideran que empieza a amortizarse la inversión realizada?

Podemos decir que ya comienza a ser rentable, con el ahorro del tiempo de operario se compensa la inversión en un 1’5 años a la entrada de producción.

¿Tienen previsto incorporar algún robot más en un futuro próximo?

Actualmente estamos en una fase de incorporación tanto de la visión artificial como los robots en nuestras plantas, pero sí es verdad que Carbures sigue trabajando en la innovación y en el desarrollo de nuevas tecnologías. Tanto es así que ya estamos desarrollando nuevas aplicaciones para varios clientes de forma global. Para aplicaciones con procesos de atornillados, dispensados, manipulaciones avanzadas, etc.

¿Cuál será el siguiente paso a dar en el camino hacia una fábrica inteligente?

En la aplicación de tecnologías de COBOTs se deben diseñar procesos productivos con un nuevo enfoque que concentren y optimicen al máximo las operaciones manuales para reservarlas a los trabajos de alto valor añadido, y dedicar los COBOTS para trabajos de mayor precisión y/o repetitivos.

En el ámbito industrial, la tendencia a nivel de producción es hacia la mayor flexibilidad, mediante lotes inteligentes y de menor tamaño, con un alto grado de personalización para satisfacer los requisitos del cliente.

La monitorización remota y el control en tiempo real de las líneas de producción son también una tendencia clave para optimizar la toma decisiones, así como el aumento de la productividad y la eficiencia en el uso de los medios productivos y del personal directo de producción.

Otro de los grandes retos a afrontar para avanzar hacia el concepto de fábrica inteligente es desarrollar las cuestiones relativas a la ciberseguridad industrial, para poder convencer a los responsables de IT de las plantas productivas para facilitar el acceso a la información en tiempo real, y poder sacar así todo el partido al gran potencial del Big Data junto con las nuevas técnicas de análisis combinado y business-intelligence.

Parece que estas tecnologías sólo están al alcance de grandes compañías como Carbures. ¿Qué consejo le daría, desde su experiencia, a los pequeños talleres?

Carbures nació siendo una spin off universitaria, formado por un pequeño grupo de expertos del mundo académico, y ha ido creciendo poco a poco hasta convertirse en una empresa internacional, con más de 900 empleados, con presencia en siete países de tres continentes distintos. El crecimiento de esta compañía es principalmente por ir apostando por la tecnología más innovadora, por ello animo a todas las pequeñas empresas que se animen a desarrollar sus propias tecnologías.

carbures_2

Aun así, puedo decirte que  la tecnología de los COBOTs se está introduciendo con más facilidad en pequeñas líneas de producción dado su facilidad de programación y mantenimiento. Incluso en algunas líneas de producción los mismos operarios reprograman los COBOTs para optimizar su uso colaborativo con el operario.

¿Qué posibilidades considera que pueden aportar estas tecnologías en el mundo del molde?

Puede ser interesante especialmente para el tema de aplicaciones de pulido.

Hablando sobre el evento Fábrica Inteligente y Conectada organizado por iKN Spain, ¿cómo cree que ayudan estas iniciativas a otros empresarios a mejorar?

Conocer estas tecnologías y su aplicación industrial permite aportar un factor diferencial a la empresa pudiendo demostrar una mayor eficiencia, mayor calidad y mayor flexibilidad a los cambios de producción.

Decidimos participar en este evento porque encaja dentro de nuestra línea estratégica de R&D, concretamente en el impulso y difusión de la aplicación de las tecnologías de Industry 4.0 en los procesos productivos.