ADECAT - REVISTA TOOLMAKER

Entrevista a Marc Ollé, Secretario General de ADECAT

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInPin on PinterestEmail this to someone

La Asociación de Decoletadores y Mecanizadores de Cataluña (ADECAT) nació en 1978 con el objetivo de contribuir al desarrollo tecnológico y empresarial del sector del decoletaje y la mecanización en Cataluña. Este año ha celebrado su 40 aniversario con nuevos retos y el objetivo último de establecer sinergias con empresas de fuera de Cataluña. Marc Ollé, Secretario General de ADECAT, nos explica en esta entrevista la evolución de la asociación en estos 40 años y la labor internacional que llevan a cabo.

¿Cómo nace la Asociación?

La Asociación de Decoletaje y Mecanización de Cataluña nace en el año 1978 con la función principal de agrupar a unos pocos empresarios del sector con la voluntad de hacer acciones conjuntas. Concretamente nace con motivo del salón SIMODEC en Francia, cuando 4 o 5 empresas deciden agruparse y viajar de forma conjunta a esta feria de referencia para el sector.

¿Cuántas empresas forman parte de ADECAT en este momento?

Actualmente somos 58 empresas, más o menos la mitad son socios de número, así es como denominamos a los fabricantes de decoletaje y mecanizadores, y la otra mitad son socios técnicos, es decir, proveedores de materia prima, de maquinaria, de herramientas de corte, de lubricantes, de visión artificial, de metrología…, todo lo que abarca la cadena de valor del sector.

En cuanto a la evolución del sector, hay que comentar que es un sector mayoritariamente de empresas familiares, alguna de ellas van ya por la tercera generación, aunque lo normal es que a día de hoy estén por la segunda. Con respecto al tamaño, hay 5 o 6 empresas de más de 100 trabajadores pero la mayoría son pequeñas empresas. Ésta es la situación del sector a nivel de Cataluña.

¿Cómo ayudáis desde la Asociación a estas empresas?

Desde la Asociación, históricamente siempre hemos ayudado a salir al exterior. Son las dificultades principales que tenían las empresas sobre todo hace 40, 30 años, e históricamente hemos organizado grupos de exportación, se han hecho misiones comerciales en países como Bélgica, Francia, Alemania… También hemos participado en ferias internacionales haciendo participaciones agrupadas y ayudando a las empresas a abrirse camino a la exportación, que tanta falta hacía en su momento.

A día de hoy, lo que hacemos es sobre todo dar apoyo a la empresa a nivel consultoría, cualquier tipo de problemática que tengan les damos apoyo. Intentamos crear una red de contactos entre proveedores y fabricantes con diversas actividades, entre ellas tenemos el DecoMeeting (Congreso Catalán del Decoletaje y la Mecanización) que de forma bienal ya está a punto de alcanzar su duodécima edición. La próxima cita tendrá lugar el 4 de octubre de 2019 cerca de la ciudad de Barcelona, y como gran novedad, el programa y las charlas serán en castellano, bajo el lema “Retos de futuro de la fabricación mecánica” con el objetivo de abrir las puertas a los decoletadores y mecanizadores de toda España.

Existe también el Syndicat International du Décolletage (SID), que agrupa actualmente a ocho países del mundo y que organiza un congreso internacional de decoletaje cada dos años, intercalado con el congreso de ADECAT. Y en 2020 tenemos un reto importante que es el de organizar el Congreso Internacional en Barcelona. Es la tercera vez que el sector a nivel internacional se da cita en Cataluña, la primera fue en Barcelona (1989) y la segunda en Figueres (Girona), en el año 2005.

Este año hemos viajado a Irlanda visitando empresas del país, se ven otras formas de organizarse, otras formas de producir, otras metodologías de trabajo, se hace un día de compartir estadísticas y datos propios del sector entre países… Esto en referencia al networking, a la expansión y exportación… Vamos creando una red como asociación, no sólo en Cataluña y en España sino en el resto del mundo.

ADECAT_JR_049

Y en temas de formación, ¿qué acciones lleváis a cabo?

A nivel de formación, en 2014 se decidió hacer conjuntamente una adaptación curricular de un grado superior con el departamento de enseñanza de la Generalitat de Catalunya. La ley nos permitió adaptar hasta un 50% del currículum a las materias propias de decoletaje del “Ciclo de Programación de la Producción en Fabricación Mecánica”.

Esta adaptación la hicimos en 2014, hemos tenido que formar a profesores del INS Escola Industrial de Sabadell, hemos involucrado a los proveedores, a los socios técnicos, de tal forma que cada uno en su materia específica aporta conocimiento y aporta valor a los alumnos, alumnos que el día de mañana serán los operarios o los jefes de producción, etc. Ellos aportan su granito de arena y también les beneficia porque el día de mañana estas personas tendrán cargos de responsabilidad seguramente dentro del taller, por lo que todo el mundo sale ganando. Todo esto con el objetivo de aumentar la competitividad de nuestro sector. En 3 promociones hemos formado a más de 30 alumnos con un grado de inserción de casi el 100%.

Otra batalla es la de atraer talento femenino a la industria en el sector del metal, en el que aparentemente se exige fuerza, es sucio, tedioso… Intentamos cambiar un poco esa imagen porque a día de hoy las fábricas que hay en el sector en Cataluña no tienen nada que ver con la industria de hace 30 años, hemos avanzado mucho.

En el ámbito de la formación también trabajamos en el proyecto Dualiza promovido por la Fundación Bankia para potenciar la colaboración entre los centros de formación profesional y las empresas, que bajo el paraguas de ADECAT, han promovido la adaptación curricular al decoletaje. Las tres escuelas son: INS Escola Industrial de Sabadell, INS Escola del Treball de Barcelona e INS Escola Municipal del Treball de Granollers.

El objetivo que se persigue es doble: atraer talento joven a nuestro sector y mejorar las competencias técnicas del grado superior mediante la intensificación de su formación en el sector del decoletaje en régimen dual, de manera que la formación del alumnado sea compartida entre los centros y las empresas del sector asociadas a ADECAT.

Para ello se llevan a cabo diferentes acciones como: elaborar material didáctico de aula, crear un campus virtual, organizar visitas a empresas de decoletaje y organizar jornadas técnicas dirigidas a alumnos y profesores, etc.

¿Cómo está evolucionando el sector después de la crisis? ¿Notáis que hay una recuperación?

Sí, se va recuperando. La crisis la notamos bastante, se fueron muchas empresas, algunas de ellas cerraron, y las que han sobrevivido realmente han salido mucho más fuertes. El perfil medio de empresa que tenemos en la asociación está creciendo, muchas de ellas están cambiando instalaciones, están incorporando maquinaria y en la medida que pueden van incorporando personal, pero todo es un proceso.

Creemos que la evolución está siendo positiva. Y las empresas de tamaño medio-alto están creciendo a marchas forzadas. Pero ahora en Cataluña las grandes empresas se están especializando mucho, mientras que las empresas pequeñas van haciendo segundas operaciones y tienen dificultades en renovar maquinaria, en encontrar personal. Así que la diferencia entre unas y otras es abismal y las necesidades o los problemas que tiene una empresa de 400 trabajadores no son las mismas del taller que tiene 4 o 5 personas trabajando. Así que es uno de los problemas que tenemos en el sector.

¿Cuál es el principal reto a día de hoy?

A día de hoy el principal reto que tenemos como asociación y uno de nuestros pilares desde el año 2014 es el tema de la formación, el poder garantizar que haya preparadores, que haya una bolsa de trabajo, que si se va un operario esa empresa pueda encontrar un recambio sin tener un altibajo en la producción. Y es que no hay operarios, en nuestro caso nos faltan preparadores de maquinaria. Hay planes de expansión para incorporar maquinaria nueva al parque pero no hay suficiente mano de obra cualificada para poder preparar la máquina.